El viajero de las ondas

MENSAJE número 42.705 EL VIAJERO DE LAS ONDAS

El hombre al que todos llamaban Ícaro supo que ningún mortal había contemplado el mundo desde tan alto: como los dioses que imponen su dominio desde el Olimpo. Durante su viaje apartó las águilas del cielo y vio el mar que entonces era distinto y le dio un nombre; luego deshizo una nube y corrigió los mapas de la Biblioteca de Alejandría. Más tarde acompañó a la aurora boreal durante una dinastía de noches lánguidas; después no supo cómo acabó enamorándose de los incendios del África, y por fin prometió guardar el secreto a los amantes. Pero ahora, camino hacia las estrellas, se desprenderá de la cera de sus alas y vagará entre órbitas secas y deshabitadas hasta las fraguas de Titán donde se forjan las espadas que impiden a Saturno devorar de nuevo a sus hijos«

Nota: El 15 de Octubre de 1997, la sonda HUYGENS acompañada por el módulo orbital CASSINI, abandonó la Tierra, portando en su interior un CD-ROM en el cual se incluyen, los deseos, pensamientos y fabulaciones de todos aquellos habitantes de la Tierra que quisieron donar una parte de sí mismos para acompañar al explorador, en su viaje hacia la esperanza de no existir en soledad. Ese CD-Rom, portaba los números de mensajes de Rafael P. Castells (número 42.704), de Pedro Díaz (número 42.706) y Antonio Polo (número 42.706) . La sonda Huygens los llevó hasta Titán el 14 de Enero de 2005 en dónde se posó en un lugar nombrado como Xanadú que en realidad era un océano de metano líquido.

Un comentario en “El viajero de las ondas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s